La vivienda en China

La vivienda podría ser más pequeña de lo que uno está acostumbrado. Apagones ocasionales y que se corte el agua o el Internet de vez en cuando podría ser bastante frustrante. Los “colchones” de las camas que miden entre siete u ocho centímetros de grosor son tan firmes y duros que parecieran estar hechos de madera cubierta en una cobija delgada.

Los hornos convencionales, parrillas y microondas no parecen ser muy populares. Las lavadoras que me han tocado ver comúnmente hasta ahora no son tan grandes como en México o los EEUU y uno debe vaciar manualmente el agua bajando una manguera cada vez que termina una fase del ciclo de la lavadora.
Si deseas ver algunas fotos de mi dormitorio para darte una idea, puedes verlas en el siguiente vínculo pero teniendo en cuenta que esto es sólo un ejemplo y no la regla global (¿acaso existe un dormitorio que represente todos los dormitorios de México o de los EEUU?):

La calidad de vida y mi escuela

Aún así, los costos son muy baratos. Me sorprendió por ejemplo visitar a una amiga francesa en la ciudad de Weifang que ahora vive en en una zona relativamente céntrica en un departamento amueblado con dos habitaciones con camas matrimoniales y roperos, una cocina, baño, sala, comedor, un cuarto de lavado cuya renta mensual es de 1000 yuanes o RMB (2150.71 MXP o 157.09 USD). Un profesor extranjero fácilmente puede pagar por esto con el salario que recibe sin embargo hay que recordar que en muchos casos, según el contrato, uno no necesita pagar por la vivienda.

En otra ocasión espero poder hablar más sobre las viviendas y sus costos como renta y compra. Manténganse al tanto.