Una villa del pasado

Hace por lo menos 1700 años que existe. Hoy ha sido absorbida por la metrópoli de Shanghái, pero aún así conserva su esencia de una lejana villa pintoresca. Se llama Zhujiajiao, no me pidan que la pronuncie, mejor se las muestro en imágenes.

Hace más de un mes que pasé por ahí pero al ver las fotos que tomé recordé lo que es viajar por el tiempo. Sus calles principales se navegan en balsa tal como en Venecia, Italia o en Xochimilco, México. Sus casas son blancas y sus techos a dos aguas. Los andadores son tan estrechos que con dificultad podrían caminar cuatro personas una al lado de la otra. Desde sus viejos  puentes y calles se pueden ver algunas casas con las ventanas abiertas mostrando mesas con gente comiendo o bebiendo calmadamente en medio de una rutina sin agendas.

Entre estas escenas también es notorio ver visitantes frenéticos llenos de un entusiasmo por querer comprar o probar todo y pasearse por las tranquilas aguas que cruzan la población. A pesar de ello, no toma mucho tiempo poder caminar por alguno de sus andadores y encontrarse súbitamente en medio de la serenidad y el sonido de sus mudas y viejas fachadas.

Si alguna persona desea venir y abandonar su atareada y estresada agenda o escapar de sus múltiples e interminables deberes aquí la estaré esperando. Quizás me encuentren en uno de esos puentes observando tranquilamente a los lancheros paseando gente, o quizás esté detrás de uno de esos ventanales de madera abiertos de par en par y me podrán hallar ahí sentado serenamente con una sonrisa invitándola a compartir conmigo la mesa en un viaje hacia el pasado.

Haz click sobre una foto para verla, una vez abierta la imagen usa las flechas del teclado para navegar hacia adelante y hacia atrás. Si la leyenda de la fotografía no alcanza a leerla usa la flecha hacia abajo para ver más y arriba para volver. Para salir de la foto haz click sobre ella o presiona la tecla ESC en tu teclado.

[nggallery id=8]

Si deseas recibir una notificación automática cada semana acerca de este blog ingresa un correo electrónico al lado derecho del título de esta entrada. Recibirás un correo electrónico pidiendo que confirmes la subscripción. Si no recibes nada revisa tu carpeta de correo no deseado (Spam). Si te gustó esta entrada haz click abajo en “Me gusta”.